Se conoció la oferta para construir la primera central geotérmica de Argentina

El pasado jueves 18 de febrero, el gobernador Jorge Sapag presidió el acto de apertura del sobre Nº 1 conteniendo los antecedentes y propuesta técnica de la única firma oferente, de los dos precalificadas, para la construcción y explotación por concesión, de una central geotérmica de 30 MW, en la zona del yacimiento “Las Mellizas”, Copahue, en la región noroeste de la provincia del Neuquén.

En su discurso, el Gobernador aseguró que “la iniciativa supone la decisión firme e inquebrantable de hombres y mujeres de la provincia del Neuquén de desarrollar las energías alternativas, de colaborar con el mundo para que el cambio climático se revierta, sin llegar a provocar catástrofes, para lo cual es necesario buscar nuevas energías amigables y limpias y comenzar a dar los primeros pasos con la energía eólica y la geotérmica, mostrando al resto del país y de Latinoamérica que los neuquinos estamos decididos a seguir en este rumbo de progreso”.

El acto se desarrolló en el Salón de Acuerdos de Casa de Gobierno, con la presencia del titular de la Agencia para la Promoción y Desarrollo de Inversiones del Neuquén (ADI-NQN), Ing. Pedro Salvatori y el vicepresidente de la misma Ing Luis Galardi, a cuyo cargo estuvo el proceso licitatorio.

Luego de resaltar la figura y trayectoria de Salvatori, el Gobernador hizo hincapié en “las riquezas y recursos que generará la geotermia para Neuquén, junto a nuevos puestos de trabajo” y detalló que, en el caso concreto de la energía geotérmica, además, “estamos defendiendo el recurso y por eso mi primer reconocimiento es para Pedro Salvatori y todo su equipo de trabajo, porque fue iniciativa de ellos el alerta sobre la propiedad del recurso y hacer que hoy la Provincia del Neuquén sea la titular de este vapor, al igual que lo es del gas, el petróleo, el agua y los recursos del subsuelo”.

En este punto, Sapag ponderó la impronta de la ADI-NQN que “dió los pasos necesarios para registrar y obtener de la Junta Ejecutiva del llamado Mecanismo de Desarrollo Limpio del Protocolo de Kyoto, la acreditación de los bonos de carbono o bonos verdes que generará este proyecto por su condición de ‘amigable’ y no contaminante del medio ambiente. Para el módulo previsto de 30 megavatios estos bonos pueden representar un ingreso de hasta 2.300.000 euros por año a lo largo de los siguientes 21 años, a partir de la habilitación de la planta, es decir, que Neuquén se verá beneficiada con casi 50 millones de euros”.

Puntualizó además que, junto con Copahue, se está potenciando también la zona del volcán Domuyo, donde la provincia es también dueña del recurso, con nuevos estudios tendientes a determinar su factibilidad de explotación futura. 

Un proyecto neuquino

La iniciativa del gobierno neuquino contempla la construcción de la primera Central Geotérmica de la Argentina en el área geotérmica “La Mellizas” ubicada en la zona de Copahue e Incluye además la obligación para el concesionario de construir una línea de transmisión en 132 KV, desde Copahue hasta el paraje Ñorquín, para posteriormente cerrar el Anillo Norte de interconexión al sistema eléctrico provincial.

La oferta presentada corresponde al Grupo Minero Aconcagua S.A. y Andean Geothermal Power Corporation. Se estima que la inversión para la construcción del complejo será de U$S 80 MM y su plazo total de puesta en marcha en 4 años Una vez analizada y admitida la oferta técnica, se procederá a la apertura del sobre Nº 2 que contiene la oferta económica.

Los antecedentes de este proyecto y primeros estudios se remontan a 1973. En 1988 se construyó una central piloto (primera en Sudamérica) de 0,6 MW, que fuera inaugurada con la presencia del ex Presidente Alfonsín y que funcionó hasta 1995. Los estudios realizados en conjunto con la Agencia JICA del Japón, demostraron la factibilidad de producir 30 megavatios mediante un ciclo de condensación con torre de enfriamiento, con la posibilidad de ampliar dicha potencia a 60 o 90 megavatios, en función de la comprobación de nuevas hipótesis geológicas que se desarrollarán en esta nueva etapa.

A los efectos jurídicos y de resguardo del recurso, la ADI-NQN dió los pasos necesarios para registrar el recurso a su nombre y para obtener de la Junta Ejecutiva del Mecanismo de Desarrollo Limpio del Protocolo de Kyoto, la acreditación de los bonos de reducción de emisiones de carbono que se podrán generar con este proyecto por su condición de amigable y no contaminante del medio ambiente. 



   Contacto  |  Prensa  |   Por qué Neuquén?   |  Sectores   |  Quiénes somos?Ingreso Usuarios