Se dio lugar a la apertura de ofertas económicas para desarrollar el estudio del “Campo Geotérmico del Proyecto Domuyo”

El 11 de Agosto pasado con la presencia de autoridades de la Subsecretaría de Energía de la Nación y de la Agencia de Desarrollo de Inversiones del Neuquén se dio lugar a la apertura  de las ofertas económicas correspondientes al Concurso “Campo Geotérmico Domuyo”, cumpliendo así con la segunda etapa de calificación que da continuidad a la primera instancia de evaluación de ofertas técnicas realizada el pasado 18 de Julio de 2015.

Las empresas interesadas fueron cinco: 1) TERANOV - HIDROTEC, 2) CONSORCIO ADAGE GEOTERMAL INC- QUANTEC GEOSCIENCE ARGENTINA S.A, 3) GEOTERMIA ANDINA - DTP LABORATORIOS - CONSULTORIA DEMISON S.A, 4) CONSORCIO ENAL – PROINSA, 5) GRUPO MINERO ACONCAGUA.
El financiamiento de estos estudios será aportado mediante un préstamo recibido por el Gobierno Nacional de la Corporación Andina de Fomento (CAF) a través del Programa de Estudios del Sector Energético de la República Argentina (PESE). Bajo este marco ADI-NQN y la Secretaria de Energía de Nación firmaron un acta acuerdo de colaboración con vistas de definir los proyectos a ser incluidos en dicho programa. Fue así como quedo seleccionado el Proyecto Geotérmico Domuyo.
De las cinco ofertas económicas presentadas la más  económica resulto la propuesta por CONSORCIO ENAL – PROINSA con un monto de $5.499.219,43 S/IVA. El plazo de ejecución de la totalidad de los trabajos es de 9 meses corridos y la inversión prevista es de $6.000.000.
El estudio  “Modelo Conceptual del Campo Geotérmico del Proyecto Domuyo” permitirá profundizar y actualizar los estudios que oportunamente se realizaron en conjunto con la Agencia de Cooperación Técnica Internacional del Japón (JICA) en el área de interés geotérmico de Domuyo, durante los años 80. Los nuevos trabajos comprenden la realización de estudios socio-ambientales y servicios de geología, geofísica y de geoquímica de tipo superficial, tendientes a elaborar un modelo conceptual del campo geotérmico que  permita  determinar el potencial de este recurso  para su utilización en la generación de energía eléctrica a escala comercial.
Mediante la aplicación de estas tecnologías se pretende también identificar el fenómeno geotermal y determinar las condiciones técnicas, económicas y ambientales que garanticen la sustentabilidad del recurso.
El paso siguiente a esta primera etapa es la ubicación y perforación del primer pozo exploratorio, a los efectos de evaluar la calidad y cantidad del recurso geotérmico disponible para su utilización como fuente de provisión de energía eléctrica.



   Contacto  |  Prensa  |   Por qué Neuquén?   |  Sectores   |  Quiénes somos?Ingreso Usuarios